Salvad a mi gata Gioia, sólo me queda ella

Gioia

Esa era la petición de Daniela a los bomberos el día después de la catástrofe. Salvad a mi gata Gioia, sólo me queda ella.

La noche en la que tuvo lugar el terremoto en Italia, Daniela consiguió poner a salvo a su gata Gioia, pero las constantes réplicas posteriores, hicieron que Gioia se asustara y regresara a los escombros de los que era su casa.

Gioia

Día tras día, Daniela le pedía a los bomberos que la buscaran, que su gata blanca y gris se había escondido ahí, y que temía que cualquier movimiento o sacudida, echara abajo todavía más los restos de la casa y dejara a Gioia atrapada definitivamente.

Seis días más tarde los bomberos, con la situación un poco más controlada, accedieron a la petición de Daniela, y dieron con la gata. La pequeña estaba bastante deshidratada y con mal aspecto, así que lo primero que hicieron los bomberos es darle agua y llevarla al puesto avanzado veterinario ENPA, para que ellos la atendieran.

En el video, que os dejo a continuación, podéis ver el momento en el que los bomberos sacan a Gioia de los escombros. El bombero grita insistentemente que le traigan un poco de agua, y seguido, la llevan al veterinario.

El abrazo emocionado entre Daniela y Andrea da L’Aquila, el bombero que rescató a Gioia y las breves palabras de ambos ante las cámaras, me han hecho saltar las lágrimas. Daniela sólo quería recuperar lo único que le quedaba después del terremoto, y Andrea afirmaba que en una situación como ésta, por encima de los bienes materiales, están las vidas, cualquier vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.