¿Cómo surgió identifica a tu mascota?

Kirilla

Toda esta aventura comenzó en 2009, cuando mi gata Kira me dió un buen susto. Un día decidió que no le bastaba con su pequeño mundo, su casa, y salió a explorar el universo, es decir, el barrio.

Qué angustia pasé aquellos días en los que no aparecía por ninguna parte. Peinamos el barrio y lo empapelamos de carteles por todas partes, con la única esperanza de que apareciera sana y salva.

Días más tarde se produjo la llamada tan esperada!! Unos vecinos de unas cinco calles más abajo se la habían encontrado el mismo día que comenzó su andadura hacia rutas salvajes!! La acogieron en su casa y dos días más tarde vieron su foto en una de las farolas cercanas a su casa, y por fin, la llamada.

Dejé todo lo que estaba haciendo y a la velocidad del rayo me encontré en el portal de aquellas maravillosas personas a punto de llamar al timbre. En ese momento he de reconocer que tenía una mezcla de sentimientos contradictorios, por un lado estaba aliviada, pero por otro tenía un enfado más que considerable.

Por fin, llamé a la puerta, y allí estaba ella, en brazos de una mujer encantadora. Kira me vio y comenzó a maullar, y de qué manera!!, sólo quería venirse conmigo. En ese momento se desvanecieron todos las malas sensaciones de aquellos dos días,  el sentimiento de responsabilidad de haberme confiado dejándola sola a su aire en la terraza, la frustración de no encontrarla, el miedo de que no la volviera a ver y lo peor de todo, que le hubiera sucedido algo.

Así que a raíz de esa experiencia surgió Identifica a tu Mascota, porque no hay nada más gratificante que hacer placas para vuestros peludos, porque no sólo son bonitas, lo más importante es que son útiles y nos sentimos unos privilegiados por poder ayudar a que vuestros bichines regresen a su hogar con sus familias humanas.

El equipo de Identifica a tu Mascota

Bruno

El director de calidad, prueba todas las placas que pasan por nuestras manos 😉

Kira

Ella si es la jefa de este tinglao! 😉

¿Jefa?

Ya me gustaría, aquí hay una jerarquía implacable, y los peludos mandan!!! 🙂

La jefa cruzó el arco iris

En el verano de 2019 Kira empezó a encontrarse algo mal; en principio no parecía tener importancia ya que eran unos ligeros problemas intestinales, pero a pesar de haberle hecho varias pruebas y no terminar de mejorar, su veterinario, Javier y yo, decidimos hacerle un chequeo completo.

Unas analíticas completas y sobre todo una ecografía, destapó algo que no esperábamos, uno de sus riñones estaba creciendo a marchas forzadas, de hecho en ese momento medía ya 8 cm, así que imaginaros lo que puede ser que un órgano de tu pequeño cuerpecito crezca hasta tamañas dimensiones.

Llevábamos unos 20 días a vueltas en el veterinario y ninguno de los síntomas que tenía parecían indicar ningún problema de este tipo, de hecho en la primera visita se le hizo una analítica y los marcadores relacionados con el riñón habían salido bien, así que fue un shock para todos.

Lo siguiente fue una operación de urgencia, había que extirparle el riñón derecho y debía ser rápido para evitar que afectara al otro y cruzar los dedos para que todo fuera bien. Y así fue, salió todo bien. Estuvimos un poco angustiados porque la operación duró bastante, al parecer el riñón derecho toca partes importantes y hace que la cirugía sea más complicada; Javier, que me conoce bien obvio estos detalles hasta después de la operación, cosa que le agradezco enormemente porque ya estaba bastante nerviosa.

Nuestro veterinario hizo un estudio patológico del riñón para ver cuál fue el origen de este desastre y se reveló que Kira tenía una enfermedad congénita que en su mayoría se da en gatos persas (Kira no era de raza, era una gata común, pero ya sabéis que cuando se adopta un peludo no se puede saber nada de sus ascendientes) y que afecta a los riñones en su edad adulta, es decir, aparece, llena todos los riñones de quistes y los destroza.

Una vez que supimos lo que era, mi veterinario estaba bastante contento porque era un buen pronóstico, en el sentido en el que si bien era cierto que podía volver a sucederle en el otro riñón, podría tardar mucho tiempo en volver a pasar, así que todo acabó bien y aunque estuve unos meses algo preocupada el día a día hizo que todo volviera a la normalidad.

Pero cuando ya habíamos pasado el mal trago volvió a suceder. La noche del 30 de Marzo de 2020, si si, 15 días después del inicio del estado de alarma, Kira empezó a encontrarse realmente mal, jamás en mi vida la había visto así. Tenía unos dolores horribles y todo de la noche a la mañana. Contactamos rápidamente con Javier y… él tenía Coronavirus y el resto del equipo en cuarentena, así que nos derivaron a una de las pocas clínicas veterinarias abiertas y con el equipo suficiente para realizarle a Kira las pruebas que necesitaba.

En cuanto llegué con ella, le hicieron una analítica y bueno, ya indicaba el fallo renal, así que se le hicieron radiografías y ecografías para intentar ver si era algo distinto, pero no, se confirmaba que la enfermedad había vuelto a por el riñón que le quedaba.

La veterinaria que me atendió ya me dijo en ese mismo instante que no había nada que hacer, que quizá podíamos esperar unas horas para ver como evolucionaba. Egoístamente dije que si, que si le iban a dar medicación para el dolor y no iba a sufrir, quemar el último cartucho, aunque en mi interior ya sabía el desenlace desde la noche anterior…

Unas horas después me llamaron para decirme lo que ya sabía, que todo seguía igual que no iba a haber marcha atrás, así que ya estaba, había que dormirla, y así lo hicimos.

Cuando llegué me la trajeron y estaba perfecta, super contenta de verme, ronroneando, maullando y sin dolor, por un momento no fui capaz de procesar que en realidad no había nada que hacer, estaba tan bien que no podía pensar en lo que iba a pasar.

Estuve un rato con ella, intentaba no llorar para que no me viera mal porque es que Kira estaba siempre conmigo y cuando no me veía bien estaba todavía más conmigo, pero nada, no pude evitar llorar como una niña ¿Cómo te despides de un ser tan importante para ti? Yo sólo sentía impotencia de no poder hacer nada más, ni siquiera lo había asimilado del todo porque fue cuestión de horas y es que no estaba preparada para decir hasta siempre.

La veterinaria vino y le inyectó la sedación, así que yo la cogí en brazos y la agarré fuerte y no dejé de mirarla a los ojos ni un instante, porque como los gatos mantienen los ojos abiertos durante las sedaciones y anestesias, no sabía en que momento iba a dejar de verme, la verdad es que la única obsesión que tenía era que no se sintiera sola, no quería dejar que muriera sola, así que no dejé de mirarla, abrazarla y acariciarla, hasta que ya le inyectaron el fármaco final.

Yo estaba abrazada a ella sobre la mesa y tenía apoyada la cabeza sobre su cuerpo y sentí como exhalaba el último resquicio de aire de sus pulmones. Y terminó todo, perdí a mi mejor amiga y aún hoy la sigo recordando, ya con más sonrisas que lágrimas pero la sigo echando mucho en falta. Kira era muy importante para mí, mucho más que la mayor parte de personas que se han cruzado en mi vida.

Vuela alto bichinina

¿QUÉ TE OFRECEMOS EN IDENTIFICA A TU MASCOTA?

  • En identifica a tu mascota podéis encontrar el mayor catálogo de placas para perros y gatos que puedas imaginar.
  • Todas nuestras chapas para perros y gatos incluyen una anilla de 14 mm que es el tamaño mínimo adecuado para colgar la placa al collar.
  • No cargamos costes adicionales por grabar las placas en ambas caras ni tampoco por el número de líneas que necesites para poder recuperar a tu peludo lo antes posible.
  • Podéis utilizar cualquier método de pago sin comisiones añadidas.
  • Todos nuestros productos ya incluyen el IVA y el envío para que no te encuentres sorpresas en el carrito.
  • Grabamos y enviamos los pedidos en 24/48 horas y el envío es gratis, mediante carta ordinaria de correos, en todas las placas de nuestra tienda.
  • Además del envío gratis disponemos de otros tipos de envío para darte el mejor servicio, a domicilio en 24/48H, a domicilio en 72H o a recoger en la sucursal de correos que quieras en 48/72H.
  • El grabado se realiza de forma profesional con una incisión profunda con punta de diamante, es el método más adecuado, pues el grabado a láser de mala calidad se borra con el tiempo.
  • Puedes elegir entre 15 tipografías distintas para grabar el nombre de tu perro o gato.
  • Tenemos un sinfín de personalizaciones para las placas, diferentes decoraciones y elementos que transformarán la placa para tu perro o gato en una placa única.
  • Diseñamos nuestras propias placas en la gama de acero inoxidable con diseño y en la gama de inoxidables, así que son placas que no encontrarás en ninguna otra tienda.
  • Y no te pierdas nuestras placas especiales para gatos!! 
  • Nos expandimos a través de Dog Tag Cat